Terapia de pareja y animales

La Terapia de pareja y animales si bien no es muy utilizada en los tratamientos más comunes, si existen algunas técnicas de terapia de pareja presencial que pueden aplicar la zooterapia solo para encontrar algunas variaciones y puntos de comunicación.

El uso de mascotas como ayudantes de terapias convencionales se remonta a 1792 en Inglaterra, donde se trató personas con enfermedad mental. Posteriormente, en 1867, los animales de compañía intervienen en el tratamiento de epilépticos en Bethel, Biefeld, Alemania. En 1944, la Cruz Roja Americana organiza, en el Centro para Convalecientes de la Fuerza Aérea de Nueva York, el primer programa terapéutico de rehabilitación de los aviadores. Básicamente consiste en entrenar al animal para que sea de ayuda a quien lo necesite.

El objetivo de este contacto humano-animal es el de mejorar la calidad emocional y la seguridad en pacientes que han perdido la motivación ante las situaciones de la vida, debido a la depresión o a la falta de interacción con la sociedad por estar dentro de hospitales, clínicas o bajo la supervisión de profesionales que mantienen en control la salud del individuo, esto ya sea por enfermedades crónicas o terminales, trastornos permanentes o dolores físicos y/o emocionales.