El origen del tenis

El origen del tenis lo podrás conocer en la best tennis academy in Barcelona, donde te comentarán que el tenis cuenta con un antecedente muy remoto en las mismas Persia y Egipto, hace unos seis siglos antes de Cristo. Pero entonces  se jugaba con la mano. Griegos y romanos se aficionaron a este juego, expandiéndose por todos los países a la orilla del mar Mediterráneo. Historiadores  aseguran que los árabes lo jugaban en España en tiempos de Carlomagno, y en los 1300 se refiere un juego semejante: el de la Boude. El rey Luis X de Francia murió de un enfriamiento tras una partida de tenis en 1316, y a Carlos I de España le entusiasmaba un juego de pelota muy parecido, practicado en las cortes inglesa y francesa.

Anna Comnena, hacia el XII, alude a un juego así en Bizancio, y en Inglaterra, Enrique VIII, construyó en 1530 el famoso Hampton Court para practicarlo.

En Francia, el conocido como “jeu de paumeya” se jugaba en interiores, siendo el predecesor del tenis moderno. En un poema escrito en latín por un elegiaco francés se refiere este juego, indicando que el jugador que golpeaba la pelota gritaba: “excipe”, que significa ¡tened!